martes, 18 de noviembre de 2014

LA VIRGEN DE LA ENCINA, VIRGEN DE FATIMA, SEÑOR DEL ENCINO

El Señor del Encino

Dario Moya en 1747 en Ocotes de Moya, Yahualica, Jalisco, tenía que pasar siempre por debajo de un encina, pero cada vez que pasaba una rama le tumbaba el sombrero, un día cansado de andar recogiendo el sombrero se animó a cortar la dichosa rama, al subir al árbol con dicho propósito se dio con otra que tenia la figura de una cruz y el cuerpo de lineado de Cristo, sorprendido llamo al pueblo y le ayudaron a cortarla, después fue completada la figura con talladores expertos.
La narración de este hecho es una tradición que se a venido contando de padres a hijos desde 1747. 

Su fiesta se celebra el 14 de septiembre de cada año.







La Virgen de la Encina           

La Virgen de la Encina es patrona de Ponferrada y de la comarca del Bierzo, Comunidad Autónoma de Castilla y León, España, es conociéndola como “La Morenica”; su templo de culto es la Basílica de Nuestra Señora de la Encina en Ponferrada; su día festivo es el 8 de septiembre, también es venerada en el municipio salmantino de Macotera; desde hace ya más de 500 años; también es venerada en  Carriches en Toledo, donde existe una ermita del siglo XVIII; Aldehuela del Jerte en Cáceres, donde su iglesia alberga una imagen que data de los siglos XV; la Virgen de la Encina también es patrona de: Baños de la Encina (Jaén), Arceniega (Álava), Aldehuela de Jerte (Cáceres), Hoyo de Manzanares (Madrid)





En honor a la Virgen de La Encina, Patrona del Bierzo se celebran sus fiestas en los primeros días de septiembre y durante 10 días la ciudad organiza festivales de música, bailes y verbenas, poesía, exposiciones de artesanía, gastronomía. ferias y mercados y fuegos artificiales; también organizan campeonatos de fútbol, tenis, bolos, golf, billar, ciclismo, tiro y motores, automodelismo.
Los festejos tradicionales: danzas, salidas de peñas, folklore: bailes regionales con vestimentas típicas, desfile de carrozas y procesión de La virgen de la Encina.




LA LEYENDA DE: BAÑOS DE LA ENCINA

En esta población de Jaén, España, tiene a la Virgen de la Encina como patrona, existe una curiosa historia en relación a su aparición, según la leyenda, mientras un agricultor miembro de la Orden de Los Temple (Templarios) trabajaba sus tierras, la rama de una encina cercana se quebró, el hombre, movido por la curiosidad se acercó a la encina y quedó impresionado por lo que vio; al ceder la rama, había quedado al descubierto la imagen de una Virgen que estaba oculta en el interior del árbol; posteriormente, en aquel lugar se erigió una ermita para venerar a aquella efigie sagrada, a la que llamaron la Virgen de la Encina. 


    



LA VIRGEN DE FÁTIMA

    













NOSSA SENHORA DE FÁTIMA
Fátima esta ubicado en el distrito de Santarem, Ourém, Cova da Iria, Portugal, a 120 km. de Lisboa, en esta localidad se presentó la Virgen a tres niños pastores en seis ocasiones y en ese mismo lugar se construyó la Basílica de Fátima.
El 13  de Mayo de 1916 la Virgen María se apareció a tres pastorcitos que eran hermanos: Lucia Dos Santos de 9 años y Francisco y Jacinta Marto de 8 años, cuando llevaban a sus ovejas a pastar y los pastorcitos vieron una gran luz sobre una encina y luego apareció la Virgen María  y les habló, en ese lugar se construyó un templo en honor a la virgen y se conserva la encina rodeada de una reja.



La virgen se apareció a los tres pastorcitos 6 veces sobre la encina que aún se conserva, la Virgen les prometió una séptima visita que no se llegó a realizar.
La aparición fue al presentarse una luminosidad sobre la encina y después un relámpago y en seguida se les apareció una figura vestida de blanco refulgente, reluciente, más brillante que el sol y que luego se dirige a los niños y les pide que recen por la paz del mundo y el fin de la guerra y que pidan por la conversión de los pecadores y luego les indica que recen el rosario todos los días.




Las apariciones fueron seis y siempre la Virgen les pide lo mismo que oren por la 
paz, la conversión de los pecadores y rezar el rosario diariamente.
Con el pasar de los días, el pueblo se entero y acudía al lugar a presenciar el milagro de la aparición de una nube blanca sobre la encina y mientras los niños rezaban el rosario, Lucia hablaba en voz alta con la Virgen, quién habló mucho y reveló algunas profecías.












2 comentarios: