martes, 19 de septiembre de 2017

BOSQUES DE ENCINAS

                            ENCINARES















España es el país con más bosques en Europa y en la zona del Mediterráneo. 
La encina jugó un destacado papel en la economía del mediterráneo, pero es más relevante el papel que contribuyó a la creación y desarrollo de muchas costumbres, tradiciones y creencias, en tiempos en que Europa se hallaba cubierta por extensos bosques que provocaron sentimientos de temor que les llevaron a situar en ellos espíritus y dioses, a reverenciar a la encina y a convertir a los bosques en santuarios naturales: los bosques sagrados. 
En toda la península ibérica, la encina ha dominado el paisaje, hubieron grandes bosques de encinas que cubrieron gran parte de Extremadura y otras regiones de la península donde aún existen unos 30 millones de árboles de la encina. 
Este da una idea de la importancia que tienen y de su capacidad para adaptarse a ambientes muy variados. 
Podemos encontrar encinas en cualquier sitio: en la alta montaña donde el frío es intenso y donde llueve mucho, valles encajados, laderas pedregosas donde apenas hay suelo, llanuras calcinadas por el sol del verano, lejos de cualquier curso de agua. Sin duda, la encina es la reina de nuestra vegetación, y sus bosques cubrieron buena parte de España. Hoy, el encinar típico es un bosque abierto y sin matorral al que llamamos dehesa. 
También hay árboles de otras especies como: pinos, hayas, tejos, robles, abetos, fresnos, etc.

Encina verdadero                               Falso Encina        
                             
Encinar de Zuñiga, Navarra, España.
En la geografía española la encina ha dominado el paisaje, hubieron grandes bosques de encinas que cubrieron casi todo el territorio español, donde aún existen unos 30 millones; este dato da una idea de la importancia que tienen y de su capacidad para adaptarse a ambientes muy variados; podemos encontrar encinas en cualquier sitio: en la alta montaña donde el frío es intenso y donde llueve mucho, en los valles, laderas pedregosas, llanuras calcinadas por el sol del verano, lejos de cualquier curso de agua; hoy el encinar típico es un bosque abierto y sin matorrales, al que llamamos dehesa.




Parque Natural La Garrotxa (La Garrocha) en castellano, Gerona, Cataluña.
Ubicado dentro de un paisaje casi lunar, hay aproximadamente 40 conos volcánicos y es impresionante ver el cráter del volcán Santa Margarita cubierto de árboles;  el 65 % de su suelo esta cubierto de encinas, alcornoques, robles, alisos y hayas.
Fue tierra de mitos y leyendas de caballeros medievales, bandidos y héroes.


                                                                             

Encinar El Pardo, Madrid, ocupa 16,000 hectáreas, el río Manzanares corre cerca y atraviesa Madrid; limita al norte con la Sierra de Guadarrama.
Antiguamente fue un coto de caza de la nobleza española, ahí se encuentra una variada fauna silvestre de conejos, perdices, palomas torcazas, ciervos, gamos, jabalíes de las que actualmente hay superpoblación por la falta de depredadores y el excesivo proteccionismo, también encontramos aves: águilas, cigueñas, cormoranes, grullas, buitres, buhos.

En Madrid también existen 2 encinares más: El Encinar Carpetano y El Encinar Manchego.



Los bosques dominados por los Quercus albergan una gran cantidad de animales, plantas, hongos y muchos otros organismos, estos encuentran albergue en el tronco, ramas, también se encuentran decenas de plantas vasculares como las orquídeas, bromeliáceas, helechos y muchos otros organismos como musgos, hongos, líquenes, todos estos forman nichos en el tronco (grietas de la corteza), las ramas y entre el follaje y lógicamente ofrece buen campo para infinidad de insectos y arácnidos, escarabajos, hormigas, orugas, etc. también los cerdos se alimentan de las bellotas que caen al suelo.




La encina atrae diversidad de aves, entre ellas al pájaro carpintero y a las trepadoras y miles de insectos voladores.
El suelo de su entorno se convierte en cama con todos los despojos que caen del árbol y crean un vergel de diferentes plantas.
Las bellotas so comidas por las palomas, ardillas, venados, entre otros animales.
Las flores son aprovechadas por las abejas.

Es un árbol ornamental, apropiado para parques y plazas, incluido alamedas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario