lunes, 5 de enero de 2015

FRASES Y REFRANES

                     REFRANES SOBRE LA ENCINA 


       
De la ENCINA debes apartarte cuando amenaza una tormenta.

Al alcornoque no hay palo que le toque, sino la ENCINA, que le quiebra la costilla.



Calagozo corta ENCINA, que no cola vulpina.

En Extremadura, las ENCINAS dan jamones y los carrascos salchichones.

La mayor ENCINA fue bellota chiquitina. (Don Quijote de La Mancha)


Leña de ENCINA, córtela mi yerno y quémela mi hija.

Pan de trigo, leña de ENCINA y vino de parra sustentan la casa.

Diminuta astillita; de cabecita roja,; capaz de hacer cenizas; a la ENCINA más gorda; (La cerilla).

No es fácil tratar con testarudos, no hay argumento que valga. Regla para tratar con ellos: "Ninguna ENCINA se derrumba al primer hachazo; una gotera quiebra la peña más dura"


Árbol que une generaciones, anida ilusiones y es de anchura mágica y divina.

Las promesas del hombre en peligro se convertirán en realidad cuando las ENCINAS den limones y las plantas flores de hierro.

Por octubre podarás, mas la ENCINA dejarás.

Si la ENCINA tiene mucho moco, en la montanera da poco. (Se refiere al “moco” como las flores colgantes masculinas y su abundancia en detrimento de las femeninas que son las que dan el fruto).

La leña de ENCINA, es lo que quiere mi cocina.

Es más fuerte, si es vieja la verde ENCINA; más bello el sol parece cuando declina; y esto se infiere porque ama uno la vida cuando se muere.                              


                        FRASES SOBRE LA ENCINA


Dios apareció ante Abraham en una ENCINA.


Todas las ENCINAS estaban consagradas a Zeús.


La ENCINA simboliza la fuerza moral y física y la sabiduría.

La ENCINA representa la longevidad y la inmortalidad.


La ENCINA es el árbol que más atrae la descarga del rayo.                                                                                                                                                                                              La ENCINA sirve de comunicación entre el Cielo y la Tierra.   

La ENCINA es uno de los árboles que están más presentes en nuestra cultura.

Los celtas, que cogían el muérdago de la ENCINA, le atribuían grandes poderes.

La ENCINA es símbolo de justicia y fuerza, 

ENCINA Quercus ilex: árbol dedicado al Sol. 

La ENCINA es el árbol sagrado predilecto de los dioses porque, atrae los rayos de Zeús.

En todos los santuarios dedicados a Zeús, había una ENCINA:, Dodona, etc


Según diversas tradiciones, la clava de Hércules era de madera de ENCINA.
En Grecia, las ninfas de los bosques dedicadas a las ENCINAS son las Dríades. 
La ENCINA formaba parte del conjunto de ritos y creencias que los griegos utilizaban para obtener el conocimiento de lo divino y de lo humano.
   
Los aqueos, la familia más antigua de las familias griegas celebraban, según Tito Livio, bajo una ENCINA sus reuniones comunales en las que se tomaban las decisiones más importantes. La ENCINA, según los griegos, era símbolo de justicia y de fuerza.
    
Son muchas las culturas que han incluido a la ENCINA como árbol sagrado, símbolo de longevidad y solidez y según Tito Livio de justicia y fuerza, consagrado al dios Zeus en Dodona (Grecia), a Jupiter Capitolino en Roma o a Perún de la mitología eslava.

En la Antigua Roma, a orillas del lago NEMI, estaba un ENCINAR consagrado a Júpiter ( Zeus) gobernado por un rey del bosque,      
Las  coronas  de  hojas  de  ENCINA  eran  el  distintivo  de  los  gobernantes  de  la  antigua Italia,  mucho  antes   que  los  héroes  lo  fueran  con  hojas  de  laurel.

Los celtas creían que los dioses les enviaban sus dones y bondades a través de las ENCINAS.
Los reyes suavos españoles reconocían alguna divinidad en las ENCINA, ya que en sus ritos funerarios este árbol estaba muy presente.

La ENCINA fue el árbol sagrado en la Península ibérica, al igual que en el resto del mediterráneo.


En Aragón se continuó con esta costumbre, si lo que debían acordar: tratos, bodas, asuntos de tierras o lindes, eran de dos localidades se elegía la ENCINA más grande situada a la mitad del camino que los separaba.  Si el asunto era de mayor relevancia se elegía la más famosa del lugar o del reino.

A lo largo de la geografía española la ENCINA ha dominado los paisajes de los pueblos, siendo testigo mudo de hechos históricos y sociales que han tenido lugar durante el paso de los años.      

En España y otros países hay numerosas tradiciones populares que hablan de la ENCINA como un árbol totémico, generador de vida o símbolo del alma de un pueblo.  

      
En heráldica el árbol de la ENCINA simboliza ánimo fuerte y constante y los perros lebrel representan la fidelidad al Rey en la defensa de sus plazas más importantes. Simboliza al fiel vasallo. El lebrel denota ardor y coraje en los peligros.


Para los negocios hay que coger siete bellotas de ENCINA en domingo, se queman o se asan al horno y se machacan hasta convertirlas en polvo; dicho polvo se pone en una bolsita de tela amarilla y se lleva encima.

El protagonismo de la ENCINA en nuestra cultura es importante es utilizado para dar nombre a comarcas, villas, ciudades, clubes, colegios, obras de ingeniería, y a muchos tipos de empresas.

Hay numerosas tradiciones populares que hablan de la ENCINA como un árbol totémico, generador de vida o símbolo del alma de un pueblo.

También hay noticias de que este árbol es capaz de absorber las malas vibraciones o la enfermedad: hay que hacer un profundo corte en la ENCINA y dar tres veces nueve vueltas al árbol, que enfermará a la vez que el enfermo va sanando.

Para ganar en un juicio hay que reducir a polvo cinco bellotas de ENCINA crudas, y echar parte del polvillo a la entrada de los juzgados.

La ENCINA ha estado rodeada de un gran simbolismo desde la antigüedad, como hemos puesto de manifiesto con el análisis etimológico de su nombre científico.

En el siglo XIX, Máximo Laguna y Villanueva, botánico y entomólogo español, comentaba la importancia de la bellota de la ENCINA en la alimentación humana invernal en ciertas sierras extremeñas y castellanas (pan de bellota).

Las bellotas de la ENCINA (Quercus Ilex) son más sabrosas que las de los otros Quercus.


A las  hojas  de  la  ENCINA se  les  atribuía  la  propiedad  de  mantener  alejado  el  león  y  una  estaca  de  encina  hincada  en  el  estercolero  ahuyentaba  las serpientes.    

Unas hojas de ENCINA, atravesadas por un alfiler de plata y llevadas en el bolso, son muy eficaces para protegerse contra todo tipo de accidentes.

Ver a una ENCINA en sueños nos promete una gran protección y éxito en nuestras empresas, felicidad y fortuna pero siempre a condición de que la encina luzca todo su follaje, pues si le vemos perderlo, la protección prometida puede verse comprometida, e incluso no llegar a convertirse en realidad.

Como rasgan por dentro al estómago las letras de esa ENCINA, .... tan frondosa de espíritu. Que bonito!. Que hondo!. Que ancho!
ENCINA: Símbolo de ánimo fuerte y constante en heroicas acciones y empresas valerosas.   


ENCINA da nombre a la villa de La Encina en Salamanca; Encinas Reales en Córdoba Y Baños de la Encina en Jaén y a otras.
                                                                                        
Apenas se habla de ello, pero ya sea por la sequía o por los hongos,  las pocas ENCINAS y chaparros que tenemos se nos mueren y nadie dice ni hace nada por remediarlo. (España).


ENCINO, carrasca, carrasco, sardón, azinheira o azinho, son denominaciones que recibe la ENCINA, árbol típico de Extremadura por excelencia.


Se trata de un árbol muy resistente a todo tipo de suelos y a la sequía, por ello la ENCINA vive en tierras extremas donde el clima varía mucho de invierno a verano.

Se dice que una ardilla podía saltar de ENCINA en ENCINA y cruzar la península ibérica se sur a norte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario